La Ciudadanía Confiable como ejercicio diario en nuestras vidas

La Ciudadanía Confiable como ejercicio diario en nuestras vidas

Por: Felix Vargas – Coordinador de PEP Universitarios y Profesionales 

@felovarmar

Lo más seguro es que al escuchar el nombre de la Corporación PEP pienses enseguida en el concepto “Ciudadanía Confiable” que puede tener tantas definiciones como personas en el mundo. Si preguntáramos, quizás tendríamos muchas respuestas distintas, parecidas en ciertas cosas o hasta alguien diría que es redundar porque un Ciudadano PEP debe ser Confiable (este sano debate ya se ha tenido en nuestra organización).

Para nosotros la Ciudadanía Confiable es aquella donde sus comportamientos y actitudes se basan en la Confianza; esto puede ser visto como sencillo y complejo; es poder convivir en una sociedad en la que podamos confiar y a la vez ser confiable y donde se practican tres valores primordiales: Veracidad, Laboriosidad y Solidaridad.

Por eso, y siendo coherentes con distintas apreciaciones que se han tenido al respecto, la Corporación PEP tiene como promesa de valor “Contribuir a la formación de Ciudadanos Confiables”, que sean gestores de un mejor país.

Todo esto puede sonar muy bonito, pero a la vez poco aterrizado, por lo que quiero compartir contigo los valores del Ciudadano Confiable para que podemos aplicarlos, día a día, para la toma de decisiones.

Ahora mismo piensa en alguna decisión que no hayas podido tomar en tu vida por el motivo que sea, ¿la tienes? Entonces empecemos:

  • Veracidad: es decir siempre la verdad, siempre, eso sí, con la prudencia y la responsabilidad que eso conlleva. Esta veracidad es la primera base para generar confianza. Desde este valor, pregúntate: ¿Qué verdad no te has dicho sobre esa decisión? ¿Qué no has querido aceptar? ¿Qué “mentira” te estás dando como excusa para no tomar la decisión?

 

  • Laboriosidad: Este valor lo consideramos como la capacidad de “hacer las cosas con Excelencia”; desde acá invitamos a la acción, a llevar a cabo lo que debas hacer y hacerlo bien. Imagina una sociedad donde todos hagan lo que deben y lo lleven a cabo con excelencia. GENIAL, ¿no? Ahora para tu ejercicio pregúntate ¿Qué acción no has llevado a cabo? ¿Qué debes hacer hoy para tomar esa decisión? ¿Qué acción si estás haciendo, pero sin excelencia?

 

  • Solidaridad: En estos momentos, abril 2020, este valor toma mucha importancia por la pandemia del COVID-19 y lo definimos como “pensar y actuar para el bien común”, hechos como quedarte en casa, donar lo que puedas o servir al otro de alguna manera, son ejemplos claros de cómo la solidaridad se expresa. En este valor es donde servimos al otro, pero también aceptamos que a veces necesitamos ser servidos, necesitamos del otro y así poder lograr un bien común. ¿A quién no le has pedido ayuda para tomar tu decisión? ¿De quién necesitas? ¿A quién puedes ayudar con tu decisión?

Estos tres valores se convierten en una práctica diaria y en un circulo virtuoso que nos invita a reflexionar cada acción/decisión que tomamos ¿Es veraz? ¿Es laboriosa? ¿Es solidaria? Y así poder contribuir a una mejor sociedad desde la confianza que todo esto genera.

Recuerda que las preguntas puedes hacértelas en cualquier momento y hasta transformarlas en otras que te lleven a cuestionar sobre tu decisión desde la Ciudadanía Confiable.

Y tú, hoy, ¿Eres un Ciudadano Confiable?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *