La Comunicación Consciente para llegar a la audiencia

La Comunicación Consciente para llegar a la audiencia

Por:  Darcy Virginia Fernández – Coodinadora de Comunicaciones Corporación PEP.

@darcyvirginia

En la Corporación Promotora de Excelencia Personal (PEP) promuevo la formación de Ciudadanos Confiables, y es la comunicación una guía para generar los mensajes que nos permitan lograr llegar a la audiencia de forma confiable.

En este sentido, la intención de comunicación es el resultado de orquestar, de forma consciente, los elementos de la siguiente triada:

-La cognición (pensamiento).

 -La emoción.

 -Lo que comunico.

 Estos aspectos permiten componer el mensaje para llegar a la audiencia.

 A lo largo de la historia, los teóricos analizan, discuten y afirman que el proceso comunicativo es parte de la naturaleza humana y su acto comunicativo es lo más ingenuo que realizamos de forma inconsciente diariamente.

Nuestro cerebro, motor de los pensamientos y la cognición, está en el 90% en modo automático y solo un 10% en forma consciente. Solo por un momento, te pido sientas a tu cerebro y te enfoques en tu salivación. Siempre están allí cumpliendo sus funciones, pero pasan inadvertidas, y es solo con la guía de las palabras y la consciencia que se activan. Tu atención recrea lo que se solicita al cerebro. Cuando nos enfocamos en componer un mensaje para persuadir a una audiencia, el cerebro sigue instrucciones en la comunicación.

La comunicación consciente es ver cómo las partes de los elementos del proceso se componen en una triada entre la mente, la emoción y lo que comunico… es ir a lo profundo del objetivo y reconocer cuál es la intención de ese acto de comunicación que tiene un propósito.

 Desde mi mente -primer elemento a analizar de la triada-, se reconoce lo que el emisor sabe, cuáles son las experiencias vividas y los aprendizajes que están guardados en el cerebro para generar en el mensaje los activadores, que despierten el interés del receptor y así cumplir el objetivo.

Partiendo de la emoción -segundo elemento de la triada-, identifico en qué emoción está el emisor, además qué se quiere comunicar y la intención que se quiere imprimir al mensaje. Todo recurso de apoyo para estimular la mente y la emoción, asociado a audio y video, cobra vida en esta etapa del proceso.

 Por último, lo que comunico es el mensaje que soy capaz de crear para alcanzar el objetivo… el tono, el ritmo, canal y los recursos con los que puedo acompañar la intención. Ser claro, preciso y conciso son elementos claves. Usa la menor cantidad de palabras en lo que se desea decir. Es decir, emplea lo que llamo economía del lenguaje.

 En resumen, se recomienda:

  Crear un mensaje directo claro, preciso y conciso, identificando qué emoción se quiere comunicar y cuáles elementos del mensaje se pueden contextualizar, acercándose a la información que el receptor tiene.

   Usar afirmaciones. Estas ayudan al cerebro a resolver más rápidamente cuál es la acción que se desea realizar. Los llamados a la acción ahorran energía al cerebro para dar entender la intención.

 Usar audio y/o video.

 Analizar el canal y evitar ruido, que son barreras en la comunicación.

 En la Corporación PEP consideramos que ser consciente  de las intenciones de tus actos comunicativos puede garantizar la efectividad y asertividad para persuadir a tu público objetivo.  Un Ciudadano Confiable que aplica los valores de veracidad, laboriosidad y solidaridad, desarrolla su comunicación para convivir en la sociedad que merecemos, con ética y excelencia.

Activa la Comunicación Consciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *