No se ni me importa

No se ni me importa

Por Erik Sojo @eriksojo 

¿Qué será más peligroso, la ignorancia o la indiferencia? No sé, ni me importa pareciera ser la respuesta de muchos hombres y mujeres que con sus actos evidencian que les resbala las acciones propuestas para atender la pandemia del Coronavirus.

Los actos muestran que les importa un pepino lo que pase con el resto del mundo y la indiferencia parece apoderarse de grandes sectores de la sociedad que en sus actos y expresiones reales y digitales, expulsan la putrefacción que llevan dentro.

Medidas contundentes y ejemplarizantes seguirán surgiendo ante la revelación de inmadurez social que demuestran quienes aun no asumen como propio los deberes de autogestión para contribuir a la disminución de la curva de afectación de la pandemia en nuestros territorios.

Tenemos tareas sociales pendientes, podríamos ponernos a juzgar y a señalar a quienes no están actuando de la manera como deberían hacerlo, pero eso nos hace desgastar y no contribuye a tareas concretas que contribuyan a la consecución del bien mayor.

Como fiel promotor de la familia aprovecho el llamamiento de las autoridades mundiales a permanecer en casa, junto a los seres queridos y sobre todo a aquellos a quienes deberíamos querer más, para que aprovechemos al máximo este gran regalo de la vida de cuidarnos los unos a los otros.

Venzamos la contagiosa indiferencia y la cruel ignorancia con actos genuinos de amor humano. El hogar es la mejor escuela para que cultivemos las prácticas de higiene y el aislamiento social necesario para hacer que pronto estemos en mejores condiciones de salud públic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *